Un museo para Arica

 

Tecnología
por
Tomás Bradanovic
http://www.bradanovic.cl
http://www.bradanovic.cl/pcasual

Primero tengo que reconocer que la idea no es mia, me lo comentó Lilian Rivera de Terreros, una Ariqueña que vive en USA y mientras más le doy vueltas más me doy cuenta de lo insólito que resulta no tener un buen museo siendo nuestra ciudad arqueológicamente riquísima. Nuestro único museo se encuentra a varios kilometros de la ciudad y no pasa de tener unas pocas salas; más parece un claustro para especialistas que un lugar atractivo sobre nuestra riqueza histórica.

No voy a criticar a la gente del Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa, conozco a algunos de ellos y sobre todo conozco a la Universidad de Tarapacá (donde yo me titulé), sé lo difícil que resulta hacer cualquier cosa nueva con la inmensa inercia burocrática que lamentablemente arrastra. Sé que hay mucha gente entusiasta que trata de hacer lo mejor con lo que hay, pero sin duda que lo que hay no es suficiente. 

Estamos sentados en los laureles porque el museo se considera una atracción arqueológica, sin embargo nos conformamos con poco. Arica tiene potencial y material para hacer algo mucho mejor y que cumpla con el papel que tienen los museos en los países desarrollados, ser un centro que irradie atracción, cultura y orgullo por nuestras tradiciones, ser un atractivo permanente de la ciudad con exposiciones renovadas periódicamente, ser un lugar de constante visita por la gente de Arica y un imperdible para quienes nos visitan.

Pero la realidad es otra, una visita al museo para alguien con interés casual por la historia no da para más de 20 minutos y una vez que lo visitamos no vale la pena volver puesto que pasan los años y las exhibiciones siguen más o menos iguales. Si le sumamos al hecho de que hay que viajar hasta San Miguel de Azapa, a varios kilómetros de la ciudad, no es de extrañar que nuestro museo esté muy por debajo del potencial que debiese tener por la calidad del material que guarda, tanto en el flujo de visitantes como en su atractivo.

Me imagino un gran museo colocado en un sector de privilegio en Arica, tal vez en el Morro o en sus faldas, a salvo de terremotos y salidas de mar sobre el lugar mismo donde los Chinchorro se desarrollaron. Me imagino algo muy diferente de la actual colección prolija de vitrinas donde las personas deben pasear mirando como corderos, pienso en un museo-espectáculo con una gran área dedicada a réplicas y reconstrucción histórica, con una biblioteca abierta a todos, una zona comercial y de artesanía, un cine y finalmente con las salas de exhibición que muestren los miles de piezas que actualmente duermen arrumbadas en cajas y bodegas. No basta con un museo de "hummm, que interesante" cuando tenemos toda la riqueza para hacer algo increible y emocionante.

Por supuesto que tendría que incluir un anfiteatro y una sala de eventos, donde los cantantes y grupos folkloricos se presenten y las cofradías religiosas hagan sus ensayos. En fin, creo que necesitamos un museo vivo en lugar del actual cadaver que es el Museo de San Miguel, un cadaver puede ser muy interesante, pero no deja de ser un muerto. 

Creo que es solo cuestión de desarrollar nuestras potencialidades, lo que nos falta (dinero) es lo menos importante, porque tenemos lo principal, lo que no tiene nadie más en el mundo que es la historia y el material arqueológico suficiente como para hacer un museo extraordinario.

Y hablando de plata, muchos dirán "ah, es que no hay fondos para todo eso", ¡por favor! el propio Gobierno Regional en conjunto con la Conicyt, entregaron millones de dólares al proyecto del Hombre del Desierto ¿y que ha significado ese proyecto al final de cuentas? mejores oficinas y jugosas becas para algunos profesores (quienes no ganan sueldos de hambre, según tengo entendido), es decir, más reparto de privilegios para variar. No vengan con que no hay plata, lo que no hay es la decisión de romper la inercia y explotar de una vez todo nuestro potencial. 

Ojalá alguien con poder de decisión entendiera la necesidad de que Arica tenga un museo arqueologico de primera línea, creo que si alguien lograra sacar adelante un proyecto así quedaría con justicia en la historia de los grandes ariqueños.

Otros Artículos

Hay que cuidar a los locos
¿Escuelas o cárceles?

Como funciona Internet (1)

Como funciona Internet (2)
La Riqueza virtual
País Digital, País Bilingue
¿Donde están los trabajos?

2004, el año de los proyectos