La Riqueza Virtual

Tecnología
por
Tomás Bradanovic
http://www.bradanovic.cl
http://www.bradanovic.cl/pcasual

La empresa mas poderosa del mundo no vende maquinas ni vehículos, tampoco petróleo u otro recurso natural muy escaso y valioso. Como ya sabemos se llama Microsoft y se dedica a vender licencias, es decir permisos para usar un programa de computación que sus ingenieros han escrito. 

Hasta aquí todo muy bien,  un negocio redondo con utilidades gigantescas pues les permite cobrar mil por algo que unitariamente les ha costado uno o menos, pero hay un pequeño inconveniente, el producto que venden es esencialmente copiable, no importa cuanta tecnología usen para protegerlo  siempre será económicamente factible hacer una copia de el. 

El problema es que una buena parte de la riqueza de esta nueva economía es de similar naturaleza; las semillas que alimentan al mundo, los medicamentos que curan enfermedades, las canciones y películas que nos entretienen, los libros que nos educan, diseños y procesos industriales de todo tipo son hoy fácilmente copiables gracias a la computación y sus tecnologías asociadas. 

Es un fenómeno todavía nuevo y poco notorio pero al parecer irreversible porque la solución tecnológica no se divisa por ningún lado ¿quien no recuerda las claves, números de serie y otras protecciones fácilmente superables gracias a Internet? ¿y los DVD multizona? ¿las campañas de ”no mates a la música“? 

Un análisis ingenuo apelaría a la moral y la policía, pero el problema va mucho mas allá de eso; cuando se hace muy difícil hacer cumplir –en la práctica- una ley, lo natural es que su incumplimiento se popularice tanto que llegue a ser cosa acostumbrada y aceptable ¿quien tildaría de delincuente a alguien por usar una copia de Windows sin haber comprado la licencia? 

Si abordamos el problema con franqueza mientras existan los medios tecnológicos para copiar con facilidad (y siempre que exista una computadora estos medios van a estar) va a ser imposible controlar la proliferación de copias. Así es que estas empresas que se han hecho multimillonarias a la larga van a perder la guerra pues los computadores personales han introducido de manera masiva el fenómeno de la des-intermediación. 

Pongamos el caso de la música, antes de la computación era preciso tener instalaciones de millones de dólares para grabar, producir y distribuir los discos de vinilo, hoy un cantante se puede autoeditar con equipos de bajo costo y llegar al consumidor final en similares condiciones, pero tendrá que cobrar una fracción de lo que cobraba la productora musical pues su trabajo puede ser fácilmente copiado. Una por otra.  

Lo mismo ocurre con la producción de software pues existe un enorme movimiento de desarrollo “libre” de software, los Open Source, donde cientos de miles de personas trabajan colaborativamente para distribuír productos gratis tan elaborados como las versiones de Linux y el PGP. 

Para los que tienen esperanzas en que con juicios, policía y tribunales se va a parar esta tendencia les recomiendo revisar lo que pasó con las leyes sobre criptografía en USA. Hasta los años 80 en ese país los métodos para encriptar la información se consideraban en el mismo status que los secretos atómicos y quien exportara uno de estos métodos se exponía a largas penas de cárcel. Bastó que un matemático, Phil Zimmerman difundiera por Internet su nuevo método de encriptación llamado PGP para que todas estas leyes se hicieran inútiles, obsoleta y hoy no se aplican pues resulta físicamente imposible hacerlas cumplir. Hoy la ciencia de la criptografía ha tomado un giro radicalmente diferente y todos los métodos usados y respetados son de dominio público, cualquiera los conoce, todos lo pueden usar.

Por todo esto la riqueza virtual resulta extremadamente frágil, pues se basa en el cobro de licencias, patentes y la capacidad de hacer efectivos estos cobros en la vida real, cosa que a medida que avanza la tecnología resulta cada vez más difícil. Creo que gracias a la tecnología el siglo XXI va a ser conocido como el de la des-intermediación.