Yo lo conocí: Pedro Ariel Olea Briones

por Tomás Bradanovic
http://www.bradanovic.cl
http://www.bradanovic.cl/pcasual

Que mejor fecha que el mes de junio para hablar de este Hijo Ilustre de Arica a quien le debemos nuestro himno, el más lindo de los himnos de ciudad en todo Chile y que se canta con una emoción tan difícil de entender para los que vienen de otras ciudades.

Conocí a don Pedro a fines de los noventas, en uno de sus varios viajes que hacía regularmente a nuestra ciudad para capear el invierno capitalino. Llegó acompañado de ese otro gran ariqueño que podríamos llamar la mitad restante de nuestro himno, mi vecino Juan Guillén Canales con quien andaban gestionando la producción de un librito con la historia del himno y sus anécdotas, se llamaba Himno de Arica 1955-1995.40 años en la voz de un pueblo.

Como buen poeta y periodista, don Pedro tenía una facilidad natural para la conversación y relataba de manera tán vívida las anécdotas que nos parecía estar allí mismo, en el lugar donde ocurrieron. Debe haber contado cientos de veces la historia de como estaba aproblemado en el Hotel Pacífico porque no se le ocurría ninguna idea para comenzar el himno y se lo comentó a un amigo que le dijo "¡pero hombre, como no se te va a ocurrir nada, mira este Morro imponente, mira el mar", y como si lo contara por primera vez los ojos de don Pedro se iluminaban, chasqueaba los dedos y la cara se le partía en dos con la sonrisa ¡eso era! "Es tu morro imponente besado por el mar" entonaba para luego agregar "de ahi me senté en el piano y al rato tenía listo el mejor himno que he escrito en mi vida".

Y sin duda que de todos los himnos que escribió don Pedro; la identificación de la marcha con el espíritu de Arica fue tan completa como la simbiosis entre don Pedro y nuestra ciudad, a la que tanto amó y que siempre lo recibió con cariño.

Poeta, músico y periodista don Pedro era hombre múltiple y activo miembro de la bohemia artística de los cincuentas, trabajó mucho en radio, que en esos años era el equivalente de nuestra televisión y estaba lleno de anécdotas de esa época. Escribió música para las ciudades de Iquique, Maipo, Temuco y Talca entre otras.

Ya viejo, solía aparecer por Arica en los inviernos donde lo encontrábamos en 21 de Mayo de barba blanca, terno negro y bastón, reunido con amigos practicando en el café esa actividad tan caracteristica de los ariqueños; la charla y el pelambre, no hay duda que con los años se convirtió en un auténtico ariqueño neto y en nuestra ciudad jamás perdió el cariño de la gente, era típico que en la calle lo saludara todo el mundo, lo conocieran o no.

Tal vez por eso en la ciudad causó tanta conmoción su enfermedad y su muerte. Y seguramente por lo mismo don Pedro dejó en su testamento la voluntad de que esparcieran sus cenizas en el Morro como se cumplió en un sencillo acto cargado de emoción. Ahora que se cumplen 54 años del himno de arica, me hago eco de lo que dijo el Alcalde en ese acto del Morro; "Don Pedro, los ariqueños nunca lo olvidaremos. Sus lecciones siempre fortalecerán nuestro andar. En esta mañana de sol, con la ciudad como telón de fondo, le digo una vez más: gracias por nuestro himno, que nos dio una identidad de ariqueñismo, de fe en el porvenir, y un fuerte sentido de chilenidad y sólido patriotismo”. Don Pedro Ariel Olea es uno de los grandes ariqueños de los que puedo decir con orgullo"yo lo conocí"

Es tu lema la paz y es tu grito libertad
tierra señalada de inmortalidad
Es tu morro imponente besado por el mar
Símbolo de Gloria, Patria y Lealtad,

En nuestro corazón hay un Himno vibrante para ti
Clamor de multitud juramento de fe en el porvenir
Tu noble pabellón con las glorias de junio se cubrió,
¡Arica! ¡Siempre Arica! ¡Siempre Arica, hasta morir!H

Himno de Arica en MP3 Aqui

Video Himno de Arica Aqui

Otros Artículos "Yo lo conocí"

Gabriel Abusleme Alfaro

Juan Guillén Canales

Percy Daulesberg

Jaime Barros Pérez-Cotapos

Francisco Melús Oñate