2004, el Año de los Proyectos

Tecnología
por
Tomás Bradanovic
http://www.bradanovic.cl
http://www.bradanovic.cl/pcasual

Comienza un nuevo año en nuestra ciudad, ya pasó la hora de hacer recuentos y es buen momento para mirar hacia adelante. Un nuevo año que es igual a un montón de hojas en blanco: allí podemos escribir un buen libro pero también podríamos escribir uno malo o llenar las hojas con manchas y garabatos. También existe el riesgo de hacer poco o nada, y que el 31 de diciembre del 2004 miremos hacia atrás y nos demos cuenta que hemos sido mediocres o incapaces de hacer lo que necesitabamos.

Lo bueno de cada nuevo año es que nos da la posibilidad de partir de nuevo, olvidarnos de lo que hicimos mal para intentarlo otra vez, mejorar lo que hicimos bien e inventar cosas nuevas. Esto es así tanto en la vida de cada uno como en la vida de nuestra ciudad.

Y aunque cada uno de nosotros escribe cada día una pequeña página en la vida de la ciudad, son las autoridades y los funcionarios públicos clave quienes tienen las mejores posibilidades de contribuír en esto. Solo pensemos como ha cambiado nuestra ciudad en poco tiempo por cosas tan sencillas como el proyecto de casas pintadas (Corporación de Desarrollo y Municipalidad de Arica), los jardines y áreas verdes (Municipalidad), la nueva infraestructura vial (Gobierno Regional), etc.

Pero ya no es momento de recuentos sino de mirar hacia adelante, tenemos 365 días por delante, una oportunidad que no podemos desperdiciar. Son tantas cosas que hay pendientes, tantas cosas que todos sabemos que deben hacerse pero pasan los años y no se han hecho. Ahora es la oportunidad.

Es claro que el sector costero sur de Arica necesita desarrollarse, mejorar los actuales balnearios y crear otros nuevos porque, pese a lo que se diga, nuestro turismo de playas es uno de los puntos más fuertes de la ciudad. Solo tenemos dos balnearios, uno muy pequeño (El Laucho) y el otro colapsado (La Lisera) porque no da abasto para la cantidad de visitantes. Difícilmente encontraremos a un turista que venga a Arica y no pase a la playa.

Durante décadas se vienen aplazando cosas tan necesarias, y en algunos casos ridículamente simples como la terminación de la escollera de El Laucho, la habilitación de nuevas áreas en loa actuales roqueríos de La Lisera o la remodelación de los locales en sus extremos, donde debiesen existir centros de atención al turista, cybercafés y han pasado botados, en la ruina por más de veinte años. Ahora es la oportunidad, basta tener la voluntad y la capacidad de hacerlo, la capacidad existe pero ¿y la voluntad? esa es la pregunta del millón. Rompamos de una vez la inercia burocrática porque pasan los años y las cosas no se hacen. La ciudad lo pide a gritos, porque ya tenemos un impulso que no se puede perder.

Y algo que sin dudas debe mejorar es la relación entre la Municipalidad y el Gobierno Regional, aquí no importn ni las características ni las legítimas ambiciones personales de cada cual, la ciudad está muy por encima de eso. Algún día las autoridades ya no van a estar pero sus hijos y nietos seguirán viviendo en la ciudad y cada cosa buena que se haga sera un beneficio de largo plazo para todos. Habría que estar muy ciego para no darse cuenta que entorpecer proyectos es un suicidio para el bienestar futuro de todos.

Lamentablemente viene la temporada de elecciones y todos pelearán por llevarse el crédito de cada obra que se haga, creo que es urgente hacer un armisticio e idear alguna forma de repartirse los honores, Municipalidad y Gobierno Regional deben trabajar juntos y muchas de las cosas urgentes cuya solución se dilata por años es causada por estas rencillas y cálculos personales equivocados.

Mi deseo para el 2004 es que se encuentre una solución a este problema que deje contentas a ambas partes, que cada cual obtenga el reconocimiento que le corresponde sin que sea a costa de menoscabar al contrario y que este sea el Año de los Proyectos. Ojalá que por fín se llegue a un acuerdo, ojalá que la Municipalidad presente más y mejores proyectos de inversión y que el Gobierno Regional ayude en su desarrollo y financiamiento. Esto los enaltecería a todos y mostraría que para los buenos ariqueños el bien de la ciudad está por encima de todo lo demás.

Otros Artículos

¿Escuelas o cárceles?
Como funciona Internet (1)

Como funciona Internet (2)
La Riqueza virtual
País Digital, País Bilingue
¿Donde están los trabajos?