Yo lo conocí: Gabriel Absuleme Alfaro

por Tomás Bradanovic
http://www.bradanovic.cl
http://www.bradanovic.cl/pcasual

Aunque es arriesgado, seguiré escribiendo acerca de ariqueños vivos, todos los muertos son buenos y nadie los discute pero son los vivos quienes hacen las cosas aquí y ahora. En esta oportunidad voy a contarles acerca de alguien a quien conozco muy bien, es uno de los más nombrados tanto en el sector público como privado, ariqueño por opción como la mayoría de nosotros, y tal vez el más polémico de los nombres que aparecen en nuestra ciudad. Con Gabriel Abusleme no hay términos medios, o se le admira o se le odia. Son muchos años de historia que en cierto modo reflejan la suerte del empresariado en nuestra ciudad y una trayectoria pública menos conocida dentro del CORE y el Sistema Nacional de Inversiones. Muchas decisiones de inversión pública pasaron por sus manos cuando fue uno de los consejeros de más influencia dentro del Gobierno Regional, pero vamos a la historia que refleja un poco la propia historia de Arica desde el boom industrial hasta nuestros días.

Su vida ha estado siempre ligada al comercio y dice que se crió junto al mostrador en la tienda de su padre, llegó a Arica en los años dorados de la industria pasando por una importadora, una fábrica de jeans hasta hacerse cargo de la gerencia de la -entonces pequeña- importadora de propiedad de su amigo don Zvi Posner. De esta improbable unión de un descendiente de palestinos con un judío surgió una amistad y una historia de éxitos en los negocios que duró muchos años.

No es fácil hablar objetivamente de la persona que me dió mi primer trabajo, un montón de oportunidades y que obviamente es un buen amigo mio, pero trataré de mantener el equilibrio porque creo que la persona y el personaje valen la pena de conocer. De aspecto ceñudo, quienes lo conocen saben que es muy bueno para hacer bromas, durante los años duros del Gobierno Militar, cuando el General Pinochet llegó de visita a la ZOFRI con un impresionante despliegue de seguridad, entra a la Importadora California con su gesto adusto y escoge unos regalos para los nietos, que se le venden a precio de mayorista, cuando el General se está despidiendo Abusleme toma una gran culebra de madera y se la pasa "General, llévese esta para que se la regale a su Ministro de Economía". Por un segundo todos perplejos y medio asustados hasta que una carcajada de Pinochet relajó todo el ambiente. Desde ese día fueron buenos amigos.

Esa misma pachorra es la que lo ha llevado a tener amigos en los más encumbrados círculos del poder político y económico, la misma con que impresionaba a los altos ejecutivos en sus muchos viajes de negocios alrededor del mundo, su secreto es tratar a todos de igual manera sin distinción de rango o condición social. Nunca cayó en la tentación del esnobismo como le pasa a tantos piojos resucitados y no tiene el menor problema para viajar en bus o comerse un completo a pocas horas de estar en algún lugar del lujo más refinado. También tiene amigos en todo el espectro social, desde encumbrados ministros y empresarios hasta picantes como yo mismo.

Fué candidato a senador en los noventas y le fue mal, seguramente por su costumbre de decir lo que piensa, lo que sumado a un filudo ingenio lo hace extremadamente certero cuando discute con alguien. Si hay algo que una persona no perdona fácilmente es ser aplastado por alguien más inteligente en una discusión y Abusleme ha dejado muchísimos heridos en ese camino, especialmente entre "servidores públicos" con poca capacidad y buenos contactos políticos, esos son los que le temen y sus más enconados enemigos. Así fué durante el Gobierno Militar y así mismo es ahora.

Es increible como desperdiciamos en Chile nuestro propio capital humano, no es un asunto de partidos porque ocurre en la derecha y en la izquierda, parece que los mejores nunca llegan al poder. Probablemente no hay otro ariqueño con claridad de ideas, conocimiento del mundo, de los negocios o con los contactos nacionales y extranjeros que tiene Abusleme ni ha habido otro Consejero Regional con un nivel de desempeño equiparable, uno de nuestros mejores activos sin aprovechar. Yo lo conocí.

Otros Artículos "Yo lo conocí"

Juan Guillén Canales

Percy Daulesberg

Jaime Barros Pérez-Cotapos

Francisco Melús Oñate