Visiones de la Arica Profunda

Renato Aguirre Bianchi

Petroglifos (IX). Sitios ceremoniales

 

Los petroglifos, estén donde estén en Arica y vecindario, se vinculan al culto de los poderes no humanos. Pero hay un sitio en particular, Cerro Blanco, que creo que era una especie de altar.

Se ubica a unos 5km aguas abajo de Codpa, frente a los petroglifos de Ofragía en la ladera opuesta, pero hay allí un ambiente especial. Para empezar, antes de subir el cerro hay una gran piedra con "tacitas".

A medida que se asciende aparecen numerosos paneles con imágenes de humanos y auquénidos, pero también muchas figuras indescrifrables, más que en otros lugares.

   

 

En la cumbre casi desaparecen las imágenes de auquénidos y en numerosos paneles horizontales aparece gran variedad de "tacitas", delgados y profundos surcos y gran cantidad de vulvas. Además, algo inusitado para los sitios de petroglifos sin recintos habitacionales o cementerios vecinos, hay abundantes trozos de cerámica. No cabe más que pensar que los ceramios eran transportados al lugar para ser utilizados de alguna manera en las ceremonias.

 

 

Ese cerro debe haber tenido un significado especial, pues en un zanjón que corre a sus pies, hoy parcialmente destruido por el camino a Timar, hay más petroglifos sobre superficies horizontales y con motivos más simbólicos que los animales y humanos que figuran en otras partes.