La Estrella de Arica, 27-VIII-2000
 
 

Desentrañando la Historia de Arica

Agresiones planetarias contra Arica

"El miedo siempre brota de la ignorancia" (Ralph Waldo Emerson)
 

Terremotos

Aunque todos sabemos que algún día vendrá un gran terremoto y posiblemente un terrible maremoto algunas decenas de minutos después, debemos seguir trabajando por Arica pues no hay lugar chileno donde no estemos expuestos a las rabietas planetarias. Algunos medios de comunicación y publicaciones semi-científicas han identificado, directa o indirectamente, a Arica como "EL" lugar peligroso, como si cualquier fenómeno telúrico de magnitud destructiva no fuera a afectar con igual o mayor intensidad a Iquique (con el agravante que el maremoto allí sería mucho más destructivo) o como si la Tercera Región no tuviera un historial más nutrido que el nuestro. Para decir las cosas por su nombre, no cabe duda que el próximo gran terremoto afectará a Arica, pero es mucho más peligroso lo que podría ocurrir en Iquique con el mismo evento y posiblemente peor aún en La Serena por sus cotas y la cantidad de construcciones que se elevan temerariamente al borde del mar. Además, no sería raro que hasta más al sur de Concepción se sufran dolorosamente las consecuencias del tsunami.

Este no es un problema de Arica: es la maldición que Pachacámac le tiró a Chile entero por la forma cómo este país ha descuidado a Arica y le ha impedido de facto desarrollarse de acuerdo a su condición de territorio andino. Pachacámac, deidad preincaica costera que podría decirse que llegó a superar a Viracocha y quien, entre otras gracias, es el responsable de los fenómenos telúricos, tiene iterativos ataques de ira cuando recuerda cómo su mundo se fragmentó en "países" justificados fundamentalmente por una priorización de los bienes raíces más que por consideraciones etno-histórico-culturales. Esa ira hace temblar la tierra y sirve de castigo para los responsables de tal estupidez, ya irreversible.

Nos dicen que cada 100 años seremos la principal víctima de un terremoto catastrófico, aunque ni lo uno ni lo otro me parece claro.

Todos conocemos la historia del Wateree. Iquique era mucho menos que Arica cuando el terremoto de 1868 destruyó a la pujante Arica de entonces y todo el mundo nos asoció con ese desastre telúrico porque éramos más que un caserío y hasta el National Geographic Magazine publicó el espeluznante relato del Capitán del Wateree. Pero en Iquique murió tanta gente como en Arica, sólo que su población era menos numerosa y por entonces a nadie le interesó lo que pasaba en esa caleta. Nueve años después, lo que debiera ser llamado "el terremoto de

Iquique" nos afectó a nosotros también, pero tuvimos menos muertos que en Iquique y nos fue harto mejor que a Mejillones y otros lugares de más al sur, pero también fuimos noticia porque éramos lo más importante de la región.

En cuanto a la periodicidad centenaria, no he podido encontrar evidencias históricas que la sustenten. Con dificultad he logrado reunir la información que sigue, la cual ciertamente no muestra periodicidad alguna y aún sugiere que no hubo ninguna catástrofe telúrica durante un período de más de 180 años, a la vez que los dos últimos desastres ocurrieron en el transcurso de menos de una década. Los terremotos destructivos que conozco (se agradecerán todas las correcciones bien fundamentadas) y que han afectado a Arica son los siguientes:

1543 Magnitud 7,7. Epicentro: 19ºS 70,5ºW. Arica había sido fundada sólo dos años antes.

1604 24 de noviembre. Magnitud 8,4. Epicentro: 17,9º1S 70,9ºW. Con tsunami, arrasa el poblado, el fuerte, la iglesia Matriz, el Convento de San Francisco y el almacén de azogue. Motivó trasladar el pueblo desde su ubicación en el Chinchorro a la actual a los pies del Morro.

1615 16 de diciembre. No hubo muertos pero sí grandes daños materiales, incluyendo destrucción o daño irreparable de la iglesia Mayor, el fuerte, el polvorín, el hospital, el convento de Nuestra Señora de las Mercedes y otras construcciones.

1681 10 de marzo. Magnitud: 7,5. Epicentro: 18,5ºS 70,3ºW. Arrasa la ciudad e instalaciones militares.

1868 13 de agosto. Magnitud: 8,5. Epicentro: 18,6ºS 71ºW. Con tsunami, originado en Perú.

1877 10 de mayo. Magnitud: 8,8. Epicentro: 21ºS 70,3ºW. Con tsunami, originado en Iquique.

Otros sismos afectaron a la Región (corrección, sólo somos Provincia), pero no tuvieron un efecto destructor en Arica:

1665 Destruye la iglesia de Putre.

1906 24 de diciembre. Afectó principalmente a Codpa, donde sólo quedó en pie la iglesia. Grandes piedras cayeron al valle por efectos de una intensa lluvia ulterior.

Entre 1681 y 1868 sólo se consigna un "casi" terremoto en 1831 y un fuerte temblor en 1833.

 

Otros desastres

Lluvia de cenizas en 1600. Tras la erupción del volcán Huayna Putina u Omate, ubicado entre Arequipa y Moquegua, estuvo cayendo cenizas sobre Arica por más de dos semanas, destruyendo plantaciones, derribando techos y matando gran cantidad de animales domésticos y salvajes.

Lluvia de cenizas en 1802. La erupción del Tutupalca, al este de Moquegua, produjo una lluvia de cenizas que se prolongó por cinco meses, a veces con tal intensidad que era necesario encender las luces durante el día.

Huracán de 1948. A mediodía del 5 de mayo, se inició un huracán que duró dos horas, derribando techos, postes de luz y telégrafo y árboles, aislando completamente a Arica, hundiendo embarcaciones y cubriendo a la ciudad con tal cantidad de polvo suspendido en el aire que la visibilidad era casi nula y la respiración se hacía difícil. El fenómeno se extendió luego a Iquique, La serena, Ovalle, con lluvia en el Norte Chico, llegando hasta Puerto Montt.

Modernidad. Aunque suene poco patriótico y sea una repetición majadera, más que los fenómenos naturales, la peor catástrofe para Arica ha sido incorporarse a la "modernidad" en su versión capitalista occidental. Perú y Chile comparten esa responsabilidad...