¡Buenos días, por favor, muchas gracias!


Sergio Vasquez Ochoa

Contador Auditor – Ing. (e)Ejec. Marketing
Presidente Asociación Consumidores Arica



Aparecieron un buen día, los afiches alegres y coloridos, en un servicio público de la ciudad, como un llamado al inicio de una buena relación, amistosa, fraternal entre  usuario – funcionario.

¡Buenos días, mi nombre es Filidor en que le puedo ayudar!, es la relación telefónica, que inicia un amable funcionario de Isapre local.

Esas son las políticas de comunicaciones que necesitamos y valoramos los usuarios de servicios públicos y privados.

Por supuesto, que la rutina agotadora, el mal trato, que en ocasiones es desde ambas partes, la presión de los usuarios, porque sus demandas de atención, tengan la urgencia que consideran se merecen, las molestias y frustraciones de los usuarios que descargan con los funcionarios, que solamente cumplen las instrucciones y reglamentaciones, agotan y estresan a cualquiera, pero un funcionario compenetrado de sus obligaciones y sobre todo con la concepción y claridad que una buena atención, una buena explicación, amable, oportuna, humana y clara, generalmente recibe una respuesta de agradecimiento de los clientes o usuarios.

Un No, un Nein, un Oxi, tienen muchas formas de expresarse y debe ser amable, solidario, empático.  Un campechano amigo del sur, me decía sabiamente ¡No es lo que me dijo, sino como me lo dijo!, tiene un  alto
sentido  conceptual y habla por mil palabras.

En nuestros años, como organización de consumidores y por mi experiencia laboral, de permanente trato con público, he llegado al convencimiento que la mejor fórmula, para iniciar una gestión con éxito en un servicio público o privado, es hacer lo mismo del saludo amistoso ¡Buenos días! ¡Por favor, me podría explicar…! Con sincero convencimiento interior, el que preparo al momento de salir de mi hogar.  Llevaré todo lo indispensable, carné, credenciales, etc.

Y vivir en positivo y con alegría, los pesimistas, por supuesto tienen su propia interpretación de la vida. 

La respuesta casi siempre será del mismo tono y quebrará a aquellos que no superan sus actitudes a la defensiva. Así contribuiremos, con nuestra actitud a generar un clima de cordialidad, amistad y humanidad en nuestras relaciones cotidianas.

Arica, tiene un clima acogedor, nuestras calles aún no se colapsan, excepto Maipú centro, al medio día, las distancias son cortas, vivamos alegremente nuestra ciudad maravillosa, la que todos queremos.